Mayores: cómo mejorar nuestra salud dental

Uno de los problemas más comunes con los que se encuentran las personas mayores es su salud bucodental. Hemos de tener en cuenta que se viene de una época en la que quizás no estaban muy concienciadas de la importancia de cuidar la dentadura. Buena prueba de ello es que la tercera parte de las personas mayores de 65 años no posee dientes naturales.

Como resultado, muchas personas se han tenido que someter a procesos de sustitución de su dentadura por prótesis remisibles o fijas. En este último caso hablamos de puentes y de implantes dentales, estos últimos han ganado muchos adeptos al ser un proceso, que aún siendo quirúrgico, proporciona una buena estabilidad y solidez a ahora de masticar.

 

¿Que es un puente?¿Y un implante?

No es más que una estructura o prótesis que simula la forma de varios dientes y que se coloca para suplantar piezas faltantes. Su principal ventaja es que es más económico que el implante, pero el principal problema es que hay que asentarlo sobre dientes sanos, y por tanto, hay que tallar dientes que están en buen estado. Un puente es una prótesis que va cementada y, por tanto, fija, por lo que no se puede quitar nada más que en el dentista.

Un implante consta de un tornillo que se coloca en el hueso de la mandíbula y una corona que simula la pieza perdida. No es necesario tallar los dientes adyacentes, ya que funciona con total independencia de estos. Como principales problemas, su alto coste económico, y que es una cirugía que depende del estado del hueso sobre el que se asiente. Si el hueso no está en buen estado, no será posible colocarlo y habrá que valorar otras opciones.

¿Qué me conviene más?

A la hora de sustituir dientes perdidos, es muy importante consultar con un profesional que valore nuestro estado y nos diga cuál es la opción más conveniente. El factor económico también puede pesar, si bien la mayoría de clínicas dentales permiten la financiación de estos tratamientos, por lo que en cómodas cuotas podemos pagar nuestra nueva prótesis.

Algunos consejos útiles para mejorar nuestra salud dental

  • Realizar el cepillado diario tras la comida, completándolo con un colutorio.
  • Hacer uso de seda dental para retirar los restos en las zonas de difícil acceso.
  • Visitar periódicamente al dentista, aunque no sea necesario.
  •  Renovar el cepillo de dientes con una periodicidad máxima de 3 meses.
  • Posibilidad de compra de cepillo eléctrico sobre el manual.
  • Limitar el uso de alimentos muy procesados y de tabaco.
  • Elegir siempre el dentífrico que nos recomienden en la clínica. Hemos de tener en cuenta que hay un tipo de pasta para cada boca, no es la misma una indicada para personas con prótesis que otra adecuada para problemas con las encías.

Afortunadamente, los hábitos de higiene dental han ido cambiando y cada vez hay menos personas mayores con problemas frecuentes. invertir en el cuidado de la boca como hábito preventivo nos ahorrará bastantes problemas de salud, como gingivitis, periodontitis, llagas o caries.

 

 

Mayores: cómo mejorar nuestra salud dental
5 (100%) 2 votes

Te podría interesar